De las energías renovables a las energías fósiles: el espectáculo de la 4T

De las energías renovables a las energías fósiles: el espectáculo de la 4T

La Cuarta Transformación camina como los cangrejos, mientras el mundo se mueve a las energías renovables, la Cuarta Transformación apuesta por las energías fósiles, la inestabilidad regulatoria y la quema de carbón; golpea a las energías limpias, “confiando” en fuentes sucias y caras, privilegiando una vez mas a sus cuates con estas decisiones.

Según datos recientes del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), el consumo de combustibles de origen fósil representa la mayor parte de las emisiones mundiales del GEI de origen antropogénico. Ello, además de ocasionar una gran dependencia hacia estas fuentes, genera importantes efectos negativos en el equilibrio ecológico, especialmente afectaciones al suelo y al aire, que, a su vez, comprometen la salud de las personas. 

Las emisiones generadas por la quema de combustibles fósiles son uno de los principales factores del cambio climático global y de los problemas de salud que se experimentan a nivel local. La única forma de detener el cambio climático pasa por cambiar nuestros patrones de consumo. Es imprescindible producir más con menos, aumentar la eficiencia energética de todos los procesos y sustituir el consumo de energías fósiles por renovables. 

Las fuentes de energía renovable son aquellas energías que se obtienen de fuentes limpias e inagotables. Además, reducen el impacto medioambiental, ya que no originan emisiones contaminantes ni gases de efecto invernadero.

Hoy más que nunca, debemos ser socialmente responsables y exigir el derecho a un aire limpio en donde nuestras autoridades contribuyan con todas aquellas medidas que permitan el cuidado de nuestro sistema respiratorio, como una medida más que evite enfermarnos, con la finalidad de mejorar el medio ambiente en que vivimos para beneficio de nuestra salud; pero sólo lo lograremos a través de las energías renovables, del extraordinario avance en la tecnología eólica y los paneles solares fotovoltaicos generadores de electricidad, teniendo con esta tecnología precios bajos para el consumidor, así como la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero a la atmosfera

La generación de electricidad a partir de energías limpias ayuda al cumplimiento de importantes compromisos de la agenda política internacional ratificada por México. Entre ellos destaca e Objetivo 7 de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, “Energía Asequible y no Contaminante”.

San Luis Potosí no se queda atrás, ha sido un estado que promueve e invierte en las energías renovables, actualmente contamos con parques eólicos y fotovoltaicos en las zonas centro y antiplano, consolidándonos como un estado sustentable, pues en San Luis Potosí estamos convencidos que las energías limpias son importantes detonadores en el crecimiento económico, social y en el desarrollo sustentable, no daremos un paso atrás.

Mientras el gobierno de la Cuarta Transformación camina hacia atrás, quedándose en la era del carbóny privilegiando a sus cuates en la discrecionalidad de los contratos, donde por asignación directa la CFE de Bartlett gastará más de 2,000 millones de pesos para comprar millones de toneladas de carbón a empresas exclusivamente de Coahuila, donde un senador por Morena es dueño de 2 empresas mineras y es socio de otras cuantas, nosotros seguiremos denunciando, pues en Acción Nacional sí tenemos prisa por apoyar a las familias mexicanas, no cederemos a los espectáculos ni caprichos de Morena, nosotros creemos y apostamos por las energías renovables.

En San Luis Potosí contamos todos, y desde el Senado de la República seguiré trabajando codo a codo con las familias potosinas, en acciones claras que fomenten el uso de energías renovables.