Marco Gama Historia Política

Marco Gama Basarte

Senador

Soy Marco Gama, un mexicano orgullosamente potosino y tengo la bendición de tener una familia maravillosa que, al igual que la tuya, es mi motivo y mi inspiración para dar lo mejor y hacer más grande a San Luis Potosí y a México.

Nací en Tamuín, un hermoso municipio de la huasteca potosina en el que vive gente trabajadora y honrada que se siente muy orgullosa de sus tradiciones y su historia. En mi memoria, la majestuosa naturaleza de toda la región, nos hizo vivir una infancia divertida y feliz que colmaba las muchas carencias que entonces teníamos.

Soy el más pequeño de una familia de seis hermanos que fuimos amorosamente formados por dos personas excepcionales, mi madre Doña Josefina Basarte y mi padre Don José Gama.

Nuestra casa era humilde, pero nunca faltó techo, vestido o sustento por el compromiso de mi padre de darnos lo más que podía, echando a andar todos los días su tahona, para hacer el delicioso pan que vendíamos para mantenernos.

De mi padre aprendí que un hombre nunca debe darse por vencido a pesar de cualquier adversidad y que solo hay una manera de salir adelante: con trabajo, trabajo y más trabajo. Mi madre, por su parte, me dio el consejo más valioso: nunca hay que dejar de estudiar porque es la mejor forma de superarse y de ayudar a la gente que nos rodea.

En busca de un mejor futuro, mi familia decidió partir a la Capital potosina. Yo era muy pequeño y tenía incertidumbre por llegar a un lugar desconocido, pero en la escuela encontré compañeritos y maestros que de inmediato me hicieron sentir como uno de los suyos. Pienso que esa es una gran virtud de los potosinos, sabemos dar la mano a quien lo necesita.

Para responder al esfuerzo de mis padres me aplique muy duro en la escuela, aunque siempre he sido muy inquieto y bromista. Desde aquellos años y hasta hoy día, creo que la educación es la forma en que una persona descubre la mejor versión de lo que puede llegar a ser y entregar todo eso en bien de la sociedad y de su familia.

Uno de mis grandes orgullos es haber sido estudiante en nuestra querida Universidad Autónoma de San Luis Potosí, me gradué como Licenciado en Administración con énfasis en Administración Pública, porque desde muy joven me han apasionado la política y los asuntos del gobierno. Por eso estoy estudiando mi Maestría en Política y Gestión Pública en el Instituto Nacional en Administración Pública.

Por esa pasión por la política, me afilié al PAN a los 19 años. Lo hice porque creo en sus valores y me entusiasma su historia de lucha por la democracia y sus liderazgos. Carlos Castillo Peraza, Luis H. Álvarez y el Maquío fueron personajes que me hicieron identificarme con su deseo de que México fuera un país verdaderamente democrático y poner la política al servicio de quienes más lo necesitan. En el partido he tenido la oportunidad de vivir el panismo en cada célula de mi cuerpo. He tenido el privilegio de ser líder juvenil estatal, secretario ejecutivo de gobierno, consejero estatal y nacional y con mucha honra lo digo, presidente del PAN en San Luis Potosí.

Creo que la vida ha sido generosa conmigo porque me ha dado una esposa extraordinaria, Maru y con ella, he conocido la auténtica felicidad en la formación de nuestros amados hijos Sofía, Mariana, Isabella y Marco. Ellos son lo más hermosos que tengo y la razón por la que quiero seguir luchando por un mejor futuro para todas las familias potosinas.

Todos los días de mi vida mi primer pensamiento es cómo podemos hacer que el gobierno funcione mejor y haga mejor la vida de las personas. Esa motivación me ha llevado a ser regidor, diputado local, diputado federal en dos ocasiones y senador de la república. Todos esos cargos de representación popular han sido resultado de ganar sus respectivas elecciones y siempre llevando en alto los colores del PAN. Gracias al voto de la gente, nunca he perdido una elección y espero seguir siendo el destinatario de su confianza.

Por eso he recorrido tantas veces, todos y cada uno de los municipios potosinos, porque estoy convencido que la mejor manera de gobernar es escuchar con paciencia y solidaridad, para conocer las cosas que le duelen a nuestro pueblo y poner nuestras capacidades al servicio de los sueños de nuestra gente.

Amigas y amigos:

Soy Marco Gama y sueño con un San Luis Más Grande.

Un San Luis en el que su naturaleza y sus recursos naturales sean Más Grandes que la incapacidad de ponerlos al servicio de los potosinos que más lo necesitan.

Un San Luis en el que los anhelos de quienes quieren trabajar para darle una mejor vida a los que más quieren sean Más Grandes que la falta de empleo y oportunidades.

Un San Luis en el que la paz y la ley sean Más Grandes que la violencia y la impunidad que nos agravian.

Un San Luis en el que nuestra unidad sea Más Grande que nuestras diferencias.

Un San Luis en el que la esperanza por un mejor futuro sea Más Grande que la tristeza y el miedo que nos paralizan.

Para lograrlo, yo quiero trabajar muy duro, con razón y corazón, hombro con hombro, a tu lado, para que tú puedas luchar por la vida que anhelas y juntos, construir un San Luis Potosí más grande, más seguro, más próspero y más justo.

¡Vamos juntos, por un San Luis Más Grande!