La 4T, en tiempos del coronavirus representa la crónica de una muerte anunciada

La 4T, en tiempos del coronavirus representa la crónica de una muerte anunciada

La 4T en tiempos del coronavirus representa la crónica de una muerte anunciada, sólo han bastado 18 meses del gobierno de López Obrador para ser testigos de la polarización que ha generado y la falta de respeto que el presidente le ha tenido a todos los mexicanos.

El gobierno de Andrés Manuel ha sido una comedia, pues no le interesa una transformación social profunda, como a todo mundo le hizo creer, no es cierto que apoye a los que menos tienen, ya que solo por citar un ejemplo, hoy lamentablemente de 10 empleos perdidos, 9 son de trabajadores que perciben 2 salarios mínimos de forma mensual, esto es, que de más de 1 millón 30 mil empleos que se han perdido, 92,4% es de los sectores más vulnerables, trabajadores de menor ingreso.

En el México López-Obradorista, la ideología nos está ahogando, el único logro (en ojos de la 4t) fue llevar a Andrés Manuel a la silla presidencial, silla que le ha quedado demasiado grande, pues no ha logrado dar estabilidad a nuestro país, ya lo dijo Landau, embajador de Estados Unidos en México, hoy no es oportuno invertir en México, y a eso le sumamos la cancelación de proyectos importantes que generarían empleos directos, acciones en contra del sector energético que generan incertidumbre y que sin decir agua va, cambia las reglas del juego.

Muchas veces advertimos que sus ya famosas Obras faraónicas anunciadas desde su campaña eran inviables, hoy se da un alto al primer tramo del tren maya, una jueza federal concedió la suspensión de este tramo dado que esta obra podría dañar el derecho a la salud de los habitantes.

Y qué decir de los niveles de inseguridad que estamos viviendo, yo les pregunto, ¿en verdad se sienten seguros aun estando en casa? Hoy la estrategia tristemente es balazos y no abrazos, y una vez más los que pagan los platos rotos por las indefiniciones, ocurrencias e irresponsabilidades, somos los más de 119 millones de mexicanos.

La 4T ha estado marcada por tropiezos propios, la realidad cada día va sepultando a este gobierno y su voluntad presidencial, pero eso no nos impide que como mexicanos hagamos lo que nos toca, nosotros tenemos la respuesta estamos a tiempo para corregir, redefinir y reajustar el país que queremos.

Es momento de diseñar un nuevo espacio público en donde todas las voces sean escuchadas, en donde no tengamos que escuchar el: estás conmigo o en contra mía, hoy te necesitamos para reconstruir un país no desde el rencor, sino guiado desde la razón objetiva y crítica, de nuestro amor por México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *